Las administraciones deben optimizar los recursos para potenciar la innovación

Los expertos destacan la importancia de apostar por los registros de tratamientos y los acuerdos de riesgo compartido.
Compaginar los recortes en el gasto farmacéutico con la necesidad de ofrecer nuevas terapias es uno de los objetivos de las administraciones sanitarias.
Compaginar los recortes en el gasto farmacéutico con la necesidad de ofrecer nuevas terapias que sirvan para mejorar la calidad de vida de los pacientes o aumentar su supervivencia, es uno de los objetivos a perseguir por las diferentes administraciones sanitarias. Así se puso de manifiesto la semana pasada durante la celebración en Barcelona de la jornada-debate que bajo el lema ‘La incorporación de la innovación farmacéutica a la práctica asistencial’ organizó el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña y el Servicio Catalán de la Salud, con la colaboración del Instituto Roche, en la que los ponentes destacaron que la innovación, además de agregar coste, hace también hace sus contribuciones a la sostenibilidad.
En este sentido, durante el encuentro se incidió en el hecho de que la aparición de nuevos medicamentos es siempre una buena noticia, aunque, eso sí, en tiempos de crisis y recortes presupuestarios también supone un importante reto para el sistema sanitario. Sin embargo, tal y como se señaló, la clave se encuentra en conjugar los recursos existentes y los avances en el conocimiento de las enfermedades que permitan desarrollar terapias cada vez más específicas en áreas como los nuevos tratamientos oncológicos.
Innovación en oncología
En lo que respecta a la innovación como reto, los participantes en el debate pusieron sobre la mesa algunas de las realidades con las que se encuentran cada día los gestores. En sentido, el jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital del Mar de Barcelona, Joan Albanell, destacó que “cada vez se dispone de terapias más personalizadas en oncología y se avanza más en inmunoterapia”. Concretamente, precisó que la inmunoterapia se perfila como la próxima revolución en el tratamiento del cáncer, del mismo modo que la llegada de los anticuerpos monoclonales hace unos años supuso un cambio de paradigma. Sobre este particular, durante la jornada se resaltó que se espera que, tras la inmunoterapia, la nanotecnología irrumpa en este campo.
En lo que coincidieron todos los ponentes es en resaltar que aunque las nuevas terapias oncológicas suponen un gasto importante, por ejemplo, también pueden contribuir a reducir el número de hospitalizaciones, “ya que son más eficaces y seguras”, apuntó Joan Albanell, jefe del Servicio de Oncología del Hospital del Mar. Con él coincidió Federico Plaza, vicepresidente del patronato del Instituto Roche, que resaltó que “contribuyen a la sostenibilidad del sistema sanitario”, aunque, eso sí, de entrada exijan una gran inversión.
Del mismo modo, Plaza hizo referencia al actual sistema de precios de referencia. “Hay que tener en cuenta que cuando las patentes expiran, se liberan recursos que permiten incorporar nuevos tratamientos”, afirmó, e hizo un llamamiento a pensar en fórmulas a largo plazo, ya que descartó que tras el fin de la crisis económica todo vaya a ser más sencillo. “Con el progresivo envejecimiento de la población, el gasto sanitario tenderá a aumentar”, concluyó.
Por otro lado, destacó el trabajo de la administración catalana en el desarrollo clínico y la incorporación de nuevos tratamientos, dejando atrás “la cultura tradicionalmente inmovilista del sistema sanitario”. En esta línea, valoró positivamente los registros de pacientes que se llevan a cabo en esta comunidad. “Es importante que los registros permitan obtener buena información con la que se pueda medir la eficacia de las terapias en la práctica real, más allá de los resultados de los ensayos clínicos, ya que el futuro está en el reembolso basado en el valor que la terapia tiene para el paciente”, señaló.
Por su parte, Antoni Gilabert, director de Farmacia del Servicio Catalán de la Salud, recordó que en Cataluña más de la mitad de la población con cáncer metastásico “ya va a pagos por resultados”, y añadió que conocer la eficacia de los tratamientos en la práctica real ayudaría a negociar los precios de los mismos de una forma más adecuada. De todos modos, a juicio de Boi Ruiz, consejero de Salud catalán, “sería necesario que se pudieran comparar los resultados de esos registros entre las diferentes comunidades”. Y en este punto, consideró que el papel del Ministerio de Sanidad tendría que ser más de “analista que de regulador”, al tiempo que defendió la apuesta por acuerdos de riesgo compartido entre el sector público y privado para “que todos ganen y, sobre todo, nunca pierda el paciente”.
La importancia de los IPT
Otro de los temas abordados durante la jornada fue el de los Informes de Posicionamiento Terapéutico (IPT) que, como valoró Albanell, “contribuyen a homogeneizar el uso de los medicamentos”. Precisamente el tema de la equidad en el acceso a los tratamientos protagonizó parte de la intervención de Plaza, que señaló que “el mercado oncológico está generando ahorros que deberían posibilitar la incorporación de la innovación”. Eso sí, matizó que “la llegada de estos fármacos a nuestro país se produce con bastante más retraso que en otros países y de manera desigual en algunos casos en función de las comunidades”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s